El que no arriesga no gana

REÍR es correr el riesgo de parece tonto.

LLORAR es correr el riesgo de parecer sentimental.

ACERCASE A OTRO es correr el riesgo de comprometerse.

DEMOSTRAR EMOCIONES es correr el riesgo de que te conozcan.

y AMAR es también correr el riesgo de ser conocido.

En toda esperanza hay que tomar riesgo.

Porque el que nada arriesga, nada aprende, nada tiene, nada es.

Sólo arriesgando se consigue la libertad.

Eres libre si vives, si te arriesgas…

Hagamos todo lo que deseamos.

Sin importar lo que los ojos ajenos hagan.

Vivamos nuestra vida en libertad, sintiéndonos libres.

El que no arriesga, no gana… atrévete y serás feliz.

Pues te sentirás viva!!!